Mantenimiento de calderas de gas

El mantenimiento de calderas de gas es un requisito obligatorio para todos los usuarios de estos electrodomésticos. De forma periódica, las calderas deben pasar unas revisiones de forma obligatoria, además de una revisión de la instalación de gas cada cinco años. Estas inspecciones han de ser realizadas por técnicos especialistas. A continuación, te explicamos los componentes principales que deben ser revisados en estos trabajos de inspección.

Qué aspectos revisar en un correcto mantenimiento de calderas de gas

Para efectuar un correcto mantenimiento de una caldera es necesario tener en cuenta las características del electrodoméstico. Estos equipos suelen tener peculiaridades propias. El objetivo principal de estas inspecciones es la verificación del perfecto funcionamiento del equipo.

Cuando el técnico acude a efectuar la exploración del electrodoméstico deberá comprobar la estanqueidad del equipo, o lo que es lo mismo, verificar que no entra ninguna partícula en el equipo que pueda perjudicar el funcionamiento de la caldera. También es necesario comprobar que no existen fugas ni fisuras en gomas , tuberías o llaves.

En los trabajos de mantenimiento que se realizan anualmente, debe revisarse debidamente la cámara del agua y el deshollinado de las tuberías. También es muy recomendable, incluso se podría decir que necesario, llevar a cabo una limpieza completa del equipo. La acumulación de suciedad impide un funcionamiento eficiente del aparato. En especial, los conductos de salida de los humos han de estar perfectamente limpios, puesto que, si no es así, se puede producir un sobrecalentamiento de la caldera, y dañar algunos elementos que componen el mecanismo de funcionamiento. Si los quemadores están sucios, se producirá una mala combustión, que resta eficiencia energética al funcionamiento del equipo.

¿Necesitas hacer una revisión de tu caldera? 馃憞

Pide presupuesto ¡Escríbenos por whatsapp!

La época ideal para realizar estos trabajos de mantenimiento es antes de que llegue el invierno. Con la llegada del frío se intensifica el funcionamiento de estos electrodomésticos, lo que aumenta la probabilidad de averías. Al tener un uso menor en los meses de verano puede producirse una acumulación de polvo, incluso algún pequeño atasco en algún conducto. Es recomendable que estos incidentes estén solventados cuando la caldera tenga que utilizarse con mayor asiduidad.

Con un mantenimiento correcto de calderas de gas pueden prevenirse los principales problemas que suelen presentar estos electrodomésticos cuando sufren el desgaste de algunas piezas. Dos piezas fundamentales en estos equipos son los precalentadores y, sobre todo, la bomba de agua. Si este último elemento no funciona correctamente el agua no llegará con la suficiente fuerza a los radiadores, incluso puede que no llegue a todos.

Desde Servicio Técnico Ibiza llevamos a cabo trabajos de mantenimiento de calderas de gas. Si detectas que tu caldera no funciona correctamente, contacta con nosotros. Tenemos un amplio equipo de profesionales experimentados capaces de llevar a cabo estos trabajos con total garantía.

logo-TS

Sin comentarios

A帽adir un comentario